Alumnos del Ranco participaron de III Encuentro de Niños y Jóvenes Mapuche “Pü Pichikeche Ñi küla Txokin Txawün”

Martes 13 de diciembre, 2016
•El objetivo de la actividad fue reencontrar a los niños y jóvenes de los diferentes establecimientos con sus raíces ancestrales.

• El objetivo de la actividad fue reencontrar a los niños y jóvenes de los diferentes establecimientos con sus raíces ancestrales.

Más de 90 estudiantes de los niveles de 5to a 8vo básico de establecimientos públicos de las comunas de Río Bueno, Lago Ranco, Futrono y La Unión participaron del encuentro de educación intercultural “Pü Pichikeche Ñi küla Txokin Txawün” desarrollado en el liceo de Llifen en la comuna lacustre de Futrono.

La actividad que se desarrolló durante tres días consecutivos es impulsada por la Seremia de Educación de Los Ríos a través del Programa de Educación Intercultural Bilingüe del Ministerio de Educación, y tuvo por objetivo compartir con estudiantes de ascendencia mapuche y no mapuche de Los Ríos importantes conocimientos de la cultura ancestral, mediante relatos históricos, conocimientos de prácticas relacionadas con el diario vivir, interpretación de la naturaleza y usos medicinales, instancia que permitió a los niños y jóvenes compartir actividades lúdicas como el palín, cantos, danzas, comida tradicional, y caminatas de aprendizaje.

La Seremi de Educación Erna Guerra, participó del encuentro con los niños y jóvenes, compartiendo con ellos un taller de artesanía en greda, oportunidad en que señaló a los presentes que la Reforma Educacional que impulsa el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet tiene por objetivo revalorizar la riqueza cultural de nuestros pueblos originarios, puntualizando que la educación intercultural, corresponde a diálogo de saberes que contribuye a la reformulación de las relaciones entre los pueblos originarios, el Estado y la sociedad nacional, y que todo ello se enmarca en el esfuerzo por construir una sociedad unida en la diversidad, con una visión pluralista, democrática e inclusiva.

“Estamos muy contentos porque cada año aumenta el número de niños y niñas que participan de estas jornadas, y eso nos permite ver que el trabajo que estamos llevando adelante como Mineduc junto a las educadoras interculturales va en el camino correcto, puesto que permite que los jóvenes hoy en día se interesen por conocer la historia de uno de nuestros pueblos originarios, independiente de si son descendientes directos o no. “La educación intercultural plantea un nuevo desafío a la escuela, de asumir la diversidad e impulsar nuevas prácticas pedagógicas, de análisis y reflexión que permitan avanzar desde la creatividad y la efectividad de los aprendizajes”, expresó la Seremi Erna Guerra.

Fatme Arriagada alumna de 5to año del Colegio José Manuel Balmaceda de Futrono, se refirió a su participación en el encuentro señalando que el encuentro fue una experiencia interesante, ya que según señaló por primera vez obtuvo en un solo lugar tantos conocimientos de la cultura Mapuche, añadiendo que, “lo pasamos muy bien, aprendí muchas cosas nuevas e interesantes, aprendí a jugar palín y compartí con otros niños sobres las costumbres y tradiciones de nuestros ancestros”.

En tanto que Rosa Inalaf, educadora tradicional de la Escuela de Purruhuín y Coordinadora Cultural de la comuna de La Unión, comentó que sin duda estas experiencias son altamente positivas para los estudiantes, ya que aprenden mediante juegos lúdicos la historia del pueblo mapuches y sus prácticas ancestrales. “Esta actividad es fabulosa porque permite que los niños y niñas se encuentre y aprendan en comunidad la historia de su pueblo, logrando con ello recuperar las tradiciones de sus abuelos”.

Finalmente cabe señalar que la jornada permitió que los estudiantes se reencontraron con sus raíces ancestrales y valoraran el conocimiento de nuestra cultura mapuche, teniendo la oportunidad de participar en charlas sobre el rol de la mujer en la cultura Mapuche, el cuidado de la naturaleza, la importancia de la familia, entre otras temáticas orientadas a revalorar la cultura ancestral.