Los grandes desafíos en educación

lunes 02 de abril, 2018

El lograr que las familias chilenas tengan una mejor calidad de vida es el desafío que ha propuesto el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Es por ello, que en su programa pone especial énfasis en mejorar la calidad de la educación, al ser esta un pilar fundamental para el desarrollo de las personas y motor de movilidad social. Y ese desafío debe ser abordado desde la sala de clases.

La tarea que asumimos tiene como principales objetivos mejorar la calidad y el acceso a la educación, a fin de entregar conocimientos y herramientas que permitan a los niños y niñas cimentar nuevos horizontes y concretar sus anhelos a futuro. Para cumplir nuestro desafío hemos trazado un plan de trabajo que pone especial énfasis en tres áreas: Educación Inicial, Calidad de Educación y Educación Técnico Profesional.

Sabemos que durante la primera infancia se sientan las bases para el desarrollo posterior de cada uno de nosotros, en que los menores experimentan rápidos y profundos cambios en su desarrollo, pasando de estar dotado de capacidades elementales para la sobrevivencia y de una amplia gama de potencialidades, a dominar complejas habilidades físicas, emocionales, psíquicas, cognitivas y sociales. El desarrollo es un proceso esencialmente continuo que permite la acumulación de experiencias, siendo por ello de vital importancia establecer acceso universal y gratuito a una educación parvularia de calidad. Para ello crearemos una subvención regular que permita a todas las familias elegir un jardín infantil para sus hijos a partir de los 2 años.

Fortalecer el desarrollo de los aprendizajes pedagógicos desde el interior del aula es fundamental para avanzar en lograr los estándares de países desarrollados. Además, debemos recuperar la confianza y valoración de nuestro sistema educacional y para ello trabajaremos fuertemente por imprimirle a nuestro trabajo un sello que considere a todos los profesores, apoderados, directivos, equipos de gestión y los mismos estudiantes.

Otra de las áreas significativas para el desarrollo del país tiene directa relación con la educación Técnico Profesional.  Para que esta se vincule efectivamente con las necesidades de nuestro territorio, realizaremos alianzas con el sector productivo a fin de articular un trabajo conjunto para diagnosticar y definir los lineamientos bajo los cuales se formarán los jóvenes en el aula y posteriormente se inserten en el mundo laboral. De esta manera lograremos contar con técnicos capacitados que constituyan una fuerza de trabajo calificada, capaz de responder a las necesidades de desarrollo económico-productivo del país.

Sin duda hoy iniciamos un camino trascendental en el desarrollo del país y de nuestra región, que busca desde la educación generar condiciones de equidad y calidad desde los primeros años de vida, a fin de potenciar el desarrollo de las nuevas generaciones, y construir una sociedad   más justa, libre e inclusiva.