Día de la Educación Rural

martes 10 de abril, 2018

Este 7 de abril se celebra el día de la Educación Rural, fecha enmarcada en la conmemoración del natalicio de nuestra poetisa y premio Nobel Gabriela Mistral. Ella, una comprometida educadora rural que supo enseñar con cariño, paciencia y dedicación, es hoy un fiel referente del compromiso de nuestros profesores, quienes, a pesar de las dificultades y barreras que aún subsisten, contribuyen significativamente al desarrollo de la sociedad, entregando conocimientos, habilidades y valores a quienes hoy son el presente y futuro de nuestro país.

En nuestra región son más de 1600 alumnos los que son parte de la educación rural en alguna de las 295 escuelas repartidas en la región. Se trata de una experiencia distinta, tanto para los docentes como para los alumnos, quienes ven en la maestra o maestro a un guía capaz de hacer florecer los talentos y habilidades de cada uno de ellos. Muchas veces el profesor se ve enfrentado a un curso que en una misma aula combina cuatro niveles educativos, asumiendo el enorme desafío de abordar el desarrollo pedagógico multigrado.

La escuela en el medio rural es un polo de desarrollo para su entorno. Desde allí cumple un rol social, comunitario y educativo, convirtiéndose en patrimonio de toda la comunidad. Sin embargo, es importante tener presente que los desafíos para las zonas rurales de hoy en día son muy distintos a los de las décadas pasadas, lo cual eso implica contar con docentes que tengan la formación necesaria para desarrollar las habilidades y competencias que sus alumnos requieren para insertarse en igualdad de condiciones en la sociedad del siglo XXI.

La gestión de la enseñanza en estas escuelas requiere, indudablemente, de enfoques innovadores que permitan un mejor aprendizaje para cada uno de los estudiantes que asisten a ellas. Es por este motivo que el Mineduc ha desarrollado estrategias y herramientas que apoyan la labor docente, destacando entre ellos los Módulos Didácticos Multigrado, a través de los cuales se promueve el desarrollo pedagógico acorde al contexto de estos centros educativos.

Chile es un país que está en transformación y la educación rural no es la excepción. Como Gobierno comprendemos su importancia, por lo cual implementaremos las políticas públicas necesarias para la entrega de las mejores herramientas, de modo que sus estudiantes puedan desarrollar todo su potencial y se sientan parte esencial de la vida regional y nacional, aportando con su grano de arena a la construcción de una nación más libre, justa e inclusiva.