Cinco jardines VTF de Los Ríos se adjudicaron $18 millones para mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje en el aula

lunes 30 de septiembre, 2019

Se trata de Katemu y Altué, en Valdivia; Padre Hurtado de Río Bueno, Brotecitos de Ignao de Lago Ranco y Pequeños Granjeros de Máfil, los que fueron favorecidos con los recursos provenientes del Fondo de Innovación de la Educación Parvularia (FIEP).

 

Cinco jardines infantiles de la región de Los Ríos, administrados por municipalidades vía transferencia de fondos (VTF), se adjudicaron un total cercano a los $18 millones, provenientes del Fondo de Innovación de la Educación Parvularia (FIEP), que entrega desde el año pasado el Mineduc a través de la Subsecretaría de Educación Parvularia.

Se trata de la sala cuna y jardín infantil Katemu, de Valdivia, que recibió $4 millones gracias al proyecto “Kume mongen pu pichikeche chilca ruka Katemu” (El buen vivir de los niños y niñas del jardín Katemu); la sala cuna y jardín infantil Altué, también de Valdivia, que obtuvo $2 millones por su proyecto “Colores que nos llenarán de amor en un circo de ilusión”.

Con ellos, la sala cuna y jardín infantil Padre Hurtado, de Río Bueno, que se adjudicó $4 millones por su iniciativa “Jugando en mi primer gimnasio”; la sala cuna y jardín infantil Brotecitos de Ignao, de Lago Ranco, que recibió $4 millones gracias a su proyecto “Viajando al mundo de los libros”; y el jardín Pequeños Granjeros, de Máfil, que se hizo acreedor de $4 millones por su proyecto “Pequeños Granjeros de Runca recuperan cultivos tradicionales”.

En la ceremonia de reconocimiento a los recintos beneficiados, la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, expresó que “los fondos FIEP permiten financiar proyectos de innovación, por medio de un trabajo colaborativo entre los equipos pedagógicos y otros actores de la comunidad, lo que permite que sean iniciativas pertinentes a la realidad de cada territorio. Es decir, son proyectos creados por los funcionarios de los mismos establecimientos, para mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje desde el aula. Un buen educador sabe dar las respuestas exactas, eso es innovación”.

Por su parte, el seremi de Educación, Tomás Mandiola, destacó que “con este fondo, estamos empoderando a los equipos de nuestros jardines infantiles, potenciando la innovación pedagógica con pertinencia local. Así, seguimos fortaleciendo la educación inicial, avanzando hacia una sociedad más justa, donde todos los chilenos podamos tener las mismas oportunidades para acceder a una educación de calidad desde la más tierna infancia. Esto es fundamental si queremos emparejar la cancha y llegar a ser un país donde realmente la cuna no marque el destino de ningún niño”.

Satisfacción

Con dos jardines, Valdivia fue la comuna que registró mayor número de establecimientos con recursos adjudicados. Frente a ello, el alcalde Omar Sabat subrayó que con el Reconocimiento Oficial, “da un grado altísimo de tranquilidad a los papás y mamás, porque estamos cumpliendo con todas las exigencias que nos pone el Ministerio; entonces, estamos subiendo nuestro estándar”.

Máfil, así como Río Bueno y Lago Ranco, tuvo un jardín favorecido: “Pequeños Granjeros”. Al respecto, el alcalde Claudio Sepúlveda agradeció a todos quienes hicieron posible la certificación, especialmente a la directora y al equipo profesional y técnico del recinto, “por haber aceptado el desafío de postular el proyecto al FIEP, y hoy vamos a innovar en nuestro jardín, lo que nos tiene muy contentos”.

A nivel nacional

Los cinco establecimientos del nivel inicial que se adjudicaron recursos del FIEP en Los Ríos, fueron parte de los 112 proyectos ganadores en todo el país. Este año, el Ministerio de Educación, dispuso de un presupuesto total de $400 millones.