Seremía de Educación distinguió a 70 alumnos de primero básico de Futrono que aprendieron a leer

martes 15 de octubre, 2019

Los estudiantes pertenecen al Colegio José Manuel Balmaceda.

 

Un total de 70 alumnos de primer año básico del Colegio José Manuel Balmaceda, de Futrono, recibieron el jueves de la semana pasada un diploma que acredita que pusieron “esfuerzo y dedicación para aprender a leer”, gracias al material y las estrategias proporcionadas por el Ministerio de Educación, a través del plan Leo Primero.

En la ceremonia, a la que asistieron la seremi de Educación (s), Patricia Silva, y el alcalde Claudio Lavado, entre otras autoridades; cuatro niños, dos hombres y dos mujeres, leyeron trozos de lecturas incluidas en el material provisto por el Mineduc.

Al respecto, la seremi (s) Silva recordó que “el Plan de Lectura Leo Primero fue lanzado en noviembre del año pasado, con el objetivo de que todos los niños aprendan a leer en primero básico; y forma parte del plan ‘Aprender a Tiempo’, presentado recientemente por el Presidente Sebastián Piñera y la ministra Marcela Cubillos (ver tema del día)”.

La autoridad indicó que cerca de 280 establecimientos educacionales de la región de Los Ríos, han recibido el material, que incluye textos escolares, guía para el docente, libros para la biblioteca de aula, láminas para lectura en voz alta y una plataforma para evaluar la evolución de cada niño según los objetivos de aprendizaje, además de diplomas de reconocimiento.

Satisfacción comunal

A su vez, el alcalde de Futrono, Claudio Lavado, se mostró muy complacido por la realización del acto de reconocimiento en esa comuna, y destacó los beneficios de la iniciativa gubernamental. “Está comprobado que los niños que leen en primer año, van a tener más facilidades para el aprendizaje de diversas materias; y también les servirá para su desarrollo personal y académico”, dijo.

El jefe comunal añadió que el éxito de este plan depende no sólo de los profesores, sino también de los padres. “Por ello, agradecemos a los padres y apoderados que se han involucrado con sus hijos en este proceso de aprender a leer. Y nos queda, finalmente, el gran desafío de continuar mejorando en este tema, para que nuestra educación vaya creciendo y podamos impactar positivamente el desarrollo integral de niños y jóvenes”, finalizó.