Mineduc entregará cerca de 1.150 millones de pesos para el mejoramiento de cinco establecimientos educacionales públicos de Los Ríos

martes 22 de octubre, 2019

Lanco, Los Lagos, Corral, Mariquina y Lago Ranco son las comunas donde se ubican los recintos favorecidos.

 

Gracias a la adjudicación de un total cercano a los $1.150 millones, provenientes del Fondo de Infraestructura Nacional 2019, cinco establecimientos educacionales de Los Ríos podrán mejorar los espacios donde diariamente conviven estudiantes, asistentes y profesores.

Se trata del Liceo República del Brasil de Malalhue, de la comuna de Lanco, que recibirá cerca de $231 millones; la Escuela Rural El Salto, de Los Lagos, que obtendrá $200 millones; el Liceo Carlos Haverbeck Richter, de Corral, al que se le transferirá $237 millones; el Liceo Politécnico Pesquero de Mehuín, comuna de Mariquina, que contará con $242 millones; y el Complejo Educacional Ignao, de Lago Ranco, al cual se le entregará $242 millones.

En el primero de esos establecimientos se efectuó el viernes recién pasado la primera de las ceremonias de entrega de recursos, que fue encabezada por el seremi Tomás Mandiola y el alcalde de Lanco, Rolando Peña, junto a la comunidad escolar.

Compromiso

Al respecto, Mandiola afirmó sentirse muy satisfecho de haber partido con el Liceo República del Brasil, porque “teníamos hace tiempo este compromiso con el alcalde, quien desde el año pasado nos hizo ver la necesidad imperiosa de mejorar la calidad de la infraestructura del recinto. Esperamos que pronto se pueda hacer la licitación, y ya el próximo año poder estar inaugurando las obras”.

El seremi Tomás Mandiola destacó que la adjudicación de recursos fue el resultado de un trabajo de muchos actores.

Recordó que, además del timonel comunal, fueron varios los actores que trabajaron para que la iniciativa llegara a buen puerto. “Esto, primero que todo, surge de la preocupación de toda la comunidad educativa. También nos ayudó con mucha fuerza nuestro intendente don César Asenjo, y la senadora Ena von Baer tuvo una especial preocupación por este establecimiento, llevando hasta el nivel central la prioridad que tenía este proyecto”, dijo.

Alegría en la comunidad

Muy contento con los recursos adjudicados al liceo lanquino se mostró el alcalde Rolando Peña. “Aquí, creo que ha habido una unidad, no solamente de la comunidad local, tanto apoderados como profesores, asistentes y directivos; sino que también ha habido un gobierno local que ha estado muy presente, un gobierno regional que se hizo cargo y también, obviamente, con la voluntad de las políticas de gobierno de colocar una atención importante, no solamente en el mejoramiento de las condiciones de nuestros funcionarios, sino que también en mejorar los establecimientos”, manifestó.

El alcalde Rolando Peña enfatizó también la unidad de todos para lograr la obtención de recursos.

Finalmente, el director del recinto, Elar Godoy, hizo hincapié en la importancia de contar con espacios adecuados para estudiantes y profesores. “Un colegio debe tener un ambiente propicio para el aprendizaje; eso está en el Marco para la Buena Enseñanza, está en todos los reglamentos educacionales de los últimos 10 años, y nosotros queríamos eso. El colegio tiene algunas falencias de infraestructura, y gracias a este proyecto vamos a hacer realidad lo que todos queremos como comunidad, que es que nuestros alumnos aprendan, que tengan una educación integral”, explicó.

El fondo

El Fondo de Infraestructura Nacional busca mejorar las condiciones de infraestructura, equipamiento y mobiliario de los establecimientos educacionales administrados por las municipalidades y corporaciones municipales, regulados por la Ley de Subvenciones; a través de proyectos presentados por dichas entidades, cuyo costo no debe sobrepasar las 5 mil unidades tributarias mensuales (unos $242 millones, tomando como base de cálculo el valor de la UTM de enero de este año).

En el caso del Liceo República del Brasil de Malalhue, la iniciativa postulada consiste en un mejoramiento integral del recinto y que considera la reposición de más de 3 mil metros cuadrados de techumbre, el recambio del sistema eléctrico (de 20 años de antigüedad), y la pintura de todos los espacios físicos, tanto del liceo como del internado.