Seremi de Educación destaca importancia de que establecimientos puedan abrir sus puertas a cuartos medios

lunes 02 de noviembre, 2020

Tomás Mandiola se trasladó hasta el Liceo People Help People de Panguipulli, que retomó sus actividades pedagógicas el lunes 26 de octubre, y conversó con estudiantes de la especialidad de Gastronomía para conocer cómo ha sido el proceso de retorno.

 

La necesidad de que los estudiantes que cursan el cuarto año medio puedan retornar a clases presenciales para reencontrarse con sus profesores y compañeros, y al mismo tiempo vivan la experiencia de cerrar el ciclo escolar, planteó el seremi de Educación, Tomás Mandiola.

De visita en el Liceo People Help People de Panguipulli, el cual retomó el lunes recién pasado las actividades pedagógicas en primero básico y cuarto medio de la especialidad de Gastronomía, la autoridad conversó con los jóvenes que están a punto de egresar del establecimiento, para conocer sus impresiones.

“Ha sido un diálogo franco y directo, en el que hemos escuchado los principales temores y dudas de los estudiantes, para quienes ha sido tremendamente complejo el poder aprender a distancia, pero también sus esperanzas y anhelos hacia el futuro. Una de sus principales necesidades era poder volver a ver a sus compañeros y profesores antes de egresar, completar las actividades prácticas de las especialidades y así poder, al menos, finalizar su proceso como corresponde”, expresó.

Añadió que el Ministerio de Educación ha puesto el acento en que el retorno será siempre gradual, flexible y voluntario, y que debe ser consensuado entre los sostenedores y los padres y apoderados, para entregar la mayor tranquilidad posible a las comunidades escolares.

“En el Liceo PHP de Panguipulli hemos comprobado que se han implementado rigurosamente todas las medidas sanitarias que exigimos como Mineduc, y esto también lo hemos podido constatar en todos los establecimientos que han decidido volver a alguna modalidad presencial, siempre y cuando sea en lugares donde las condiciones sanitarias lo permitan”, destacó.

 

Testimonios

Camila Ñanco, del cuarto año medio A de la especialidad de Gastronomía, expresó que “la vuelta al liceo ha sido súper buena, ya que tienen todas sus medidas sanitarias, una se sienta más segura y feliz de poder volver, a pesar de las mascarillas. Al principio, hubo complicaciones, pero después del primer día que vine y vi las medidas que habían, mis papás se sintieron más seguros. Si se tienen todas las medidas, una se siente más segura. No es lo mismo una clase por zoom, porque una se siente con más vergüenza de preguntar; en cambio, en clases presenciales eso no pasa”.

A su turno, Benjamín Valdebenito, del mismo curso y especialidad, dijo que “esta experiencia de haber vuelto a clases fue buena, porque me va a ayudar a terminar mi cuarto medio. Y le digo a otros compañeros que traten de volver, con cuidado, con todas las medidas sanitarias. En mi caso, no es lo mismo una clase presencia que otra a distancia; de hecho, yo no pude hacer mis trabajos a distancia”.

Lorena Angulo, directora del Liceo People Help People, señaló que “para nuestro establecimiento ha sido un hito muy importante el reiniciar nuestras clases presenciales. Ha sido una experiencia maravillosa, nos hemos reencontrado con algunos estudiantes de primero básico y cuarto medio que han asistido voluntariamente, abriendo así la posibilidad de otras estrategias para alumnos que requieren la presencialidad en su proceso de aprendizaje. Nos sentimos muy contentos porque ellos se han sentido seguros, las familias han sido un pilar en el cuidado de los estudiantes y contamos con estrictos protocolos sanitarias para proteger tanto a nuestros funcionarios como a nuestros estudiantes”.

 

Consejo Asesor “Abrir las escuelas paso a paso”

Como una forma de poder agilizar este retorno para los meses que quedan de este año, el Mineduc junto a la Unesco crearon el consejo asesor “Abrir las escuelas paso a paso”. El objetivo de esta instancia participativa es orientar a las comunidades educativas para un proceso de apertura gradual, flexibilidad, seguro y voluntario.

Al respecto, el seremi Mandiola señaló que el trabajo de dicho consejo “se basará en cuatro ejes: monitoreo del retorno a clases presenciales y de la información generada a partir de este, revisar y analizar la evidencia acerca del impacto de la interrupción prolongada de las clases presenciales en el desarrollo de niños y jóvenes, analizar las experiencias de retorno y dialogar, consultar y comunicar acerca de las medidas propuestas y en proceso de implementación para el regreso a las aulas y la continuidad de los aprendizajes”.